Sociedad Industrial como paradigma

Entre otros autores que escriben sobre innovación a nivel macro, mi favorita, Carlota Perez, habla de paradigmas tecnoeconómicos como sistemas en donde existe un modo de trabajar, pensar, relacionarse, ….de vivir. Los cambios de paradigma se deben a revoluciones tecnológicas o como mínimo van asociadas a ellas. Estas revoluciones tecnológicas pueden ser definidas como un poderoso y visible conjunto de tecnologías, productos e industrias nuevas y dinámicas, capaces de sacudir los cimientos de la economía actual y de impulsar una oleada de desarrollo de largo plazo. Ha habido cinco revoluciones tecnológicas en 200 años. Revolución industrial fue el nombre dado a la irrupción de la máquina y la inauguración de la era industrial.  A mediados del siglo XIX era común que la gente se refiriera a su tiempo como la era del vapor y los ferrocarriles y, más adelante, cuando el acero remplazó al hierro y la ciencia transformó a la industria, el nombre fue el de ii) era del acero y la electricidad. Hacia 1920 se habló de la era del automóvil y la producción en masa, y desde la década de los setenta, las denominaciones vera de la información o sociedad del conocimiento son cada vez más comunes.

Cada revolución trae consigo nuevas industrias, empresas, y nuevas infraestructuras,

 ( ferrocarril, internet, ) pero también nuevas formas de gobierno, de organización y de pensamiento. Este acompasamiento lleva un tiempo, en las anteriores revoluciones una década como mínimo, así que lo normal es que se den crisis hasta que todo el conjunto se adapta a las nuevas circunstancias.

Nuestra tesis: por varias razones, que desarrollaremos en esta serie de escritos, la era industrial no cambia, no se clausura. Esta retenida. La crisis de 2007 no a servido para nada, no ha habido adaptación y han nacido peligrosos demonios como el fascismo, lideres estúpidos frente a una población ensimismada, poco reflexiva y poco participativa. Caldo de cultivo para bandidos, pontificadores y peligrosos gurús.

Las causas de esta lenta agonía son:

  1. La nueva revolución tecnológica es la revolución total de las tecnologías de la información, tecnologías bio, y del conocimiento. Mezcladas y autoreforzadas. Es un gran paso al valor intangible.
  2. Lo intangible produce desazón, no lo toleramos y no sabemos medirlo.
  3. Lo intangible tampoco gusta a los inversores y banqueros, que piden garantías físicas ( hoy no le
  4. Ahora les tocaba financiar nuevas empresas, pero acojonados que no darían un crédito a Einstein – menudas pintas¡¡¡ )con talento pero sin activos físicos. Han colocado el dinero en otros sitios ya trillados. ¿Cuales? La mayoría hipotecas de alto riesgo.
  5. Cuando se abrió la tapa salió la pestilencia y el mundo se desmoronó. Crisis del 2007.
  6. El envejecimiento también hace que la energía para cambiar y arriesgar sea menor. Los líderes, intelectuales, políticos también envejecidos y despistados.
Líderes despistados

Los cambios de tecnología han sucedido en muy poco tiempo dentro de una misma generación. Hay muchas personas descolgadas dentro de las mismas franjas de edad.

La CRISIS SANITARIA ha puesto en evidencia que es necesario dar por clausuradas la era industrial y entrar decididamente en la sociedad del conocimiento, no post-industrial, sino una sociedad nueva. Una sociedad que abrace definitivamente las tecnologías de la información y las incorpore a la vida diaria.

Para quien se sienta desencantado leyendo esta receta, sepa que hablamos de tecnología como un espacio antropológico nuevo para que las personas recuperen su poder.

La GRAN dificultad, somos nosotros mismos y es que nuestros genes son “industriales”, nuestro pensamiento es “industrial”, nuestro comportamiento “industrial”, nuestras instituciones, nuestras políticas económicas idem de idem. Somos hijos de la era industrial y para algunos no hay otra forma de organizarse- De hecho muchas personas, de cualquier ideología, no solo de derechas, luchan por conservar lo que tenemos y no quieren ningún riesgo, como si no fuera posible otro sistema.

Nada mas falso, si tenemos perspectiva, porque si planteamos 200 años de era industrial y lo incluimos en el calendario cósmico(1) popularizado por Carl Sagan, no significa más que una ínfima fracción de tiempo en la experiencia humana. Ha llegado el momento de volver a lo básico y caminar por cotas mas altas de  humanización.

El Calendario Cósmico es una escala en la que el periodo de vida del Universo se extrapola a un calendario anual y según este calendario el 31 de diciembre, a la hora 23.59.58 surgen la civilización maya, la Dinastía Sung de China, el Imperio bizantino, invasión mongólica, cruzadas …

Autor: Angel Arbonies email: angel.arbonies@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: